Siguiendo con la línea de lo que hablábamos en el capítulo uno, y con la intención de seguir ordenando la agenda de las y los Trabajadores Informáticos, queremos proponerte hoy dos ideas que se complementan a sí mismas y tienen que ver con cómo nos organizamos como trabajadores.

La segunda parte de esta agenda, cuya exposición estuvo a cargo de nuestro Subsecretario Gremial, Manuel Alonso, se puede ver completa acá:

Organización Federal

¿De qué hablamos cuando hablamos de organización federal? Hablamos de insertarnos como organización en cada rincón de nuestro territorio, comprometiéndonos y participando de los espacios de discusión que puedan mejorar a nuestra industria. Nuestro gremio es, sin dudas, una gran herramienta que tenemos a disposición para organizarnos y potenciarnos como trabajadores, desde la solidaridad y el compromiso militante.

El hábitat natural del militante gremial es su trabajo, es ahí donde va encontrar un espacio de desarrollo para volcar sus iniciativas, no existe mejor espacio de disputa que ese. Muchas veces creemos que la tarea militante es difícil y compleja, cuando en realidad se trata mas que nada de comprender y acompañar las dificultades de nuestros pares. Lograr eso, desde una perspectiva federal que contemple todas y cada una de las particularidades de nuestros territorios, es nuestra tarea.

Actualmente la Asociación Gremial de Computación cuenta con delegaciones en un montón de rincones de nuestro país: Chaco, La Plata, La Matanza, Tandil, Bahía Blanca, Mar del Plata, Santa Fe, San Luis, Córdoba, GBA Zona Norte, Entre Ríos y CABA. Aún así apostamos permanentemente a ser cada vez más y más trabajadoras y trabajadores informáticos organizados por nuestra querida industria.

Formación sindical

Cuando empezamos a militar nos encontramos rápidamente con una una necesidad muy grande: la formación sindical. Para prepararse, como decía Perón: “Hay que tener unidad de concepción para tener unidad de acción”. La necesidad de formarnos no es sencillamente una veleidad teórica: queremos profesionalizar la tarea sindical para enfrentar los desafíos que tiene la industria.
En ese sentido es que, para el gremio, consideramos de capital importancia, además del desarrollo federal y la consolidación territorial, la capacitación de nuestros dirigentes para una organización más sólida y formada para resolver los problemas de nuestro sector y aportar al desarrollo nacional.