Durante los debates y la toma de decisiones llevados a cabo por trabajadores del sector de toda Francia, se dedicó un tiempo a la reflexión conjunta y al intercambio de problemáticas, propuestas y temas de interés que afectan a los informáticos y sus familias. En este marco, Ezequiel Tosco hizo un llamado a construir una organización internacional que agrupe a los trabajadores informáticos de distintas regiones del mundo, propuesta que fue bien recibida por todos los participantes.

El congreso concluyó con amistosos saludos y el intercambio de presentes. Se acordaron las próximas acciones a seguir junto a otros sindicatos que ya han manifestado su interés, como los de Brasil, España, México, Italia, entre otros, y aquellas organizaciones que se vayan sumando. Los objetivos establecidos incluyen la redacción de los puntos básicos de esta iniciativa y la organización del primer encuentro mundial sindical de trabajadores informáticos.